Revolving

 

Dentro de las modalidades de pago que ofrece la Tarjeta se encuentra la de pago aplazado Revolving.
La característica fundamental de este tipo de modalidad de pago, es que tu eliges lo que quieres pagar mes a mes, quedando el resto de la cantidad que hubieses dispuesto con tu Tarjeta aplazada. Te ofrecemos las siguientes posibilidades:

  • Pago de un porcentaje sobre el saldo dispuesto: reembolso con frecuencia mensual de un porcentaje del saldo pendiente que refleje el extracto mensual antes de la liquidación, que deberá estar entre un mínimo del 3% y un máximo del 50% sobre dicho saldo dispuesto, con un mínimo de 30 €.
  • Pago de una cantidad fija: reembolso con frecuencia mensual de la cantidad fija elegida, que deberá suponer un mínimo del 4% y un máximo del 25% del límite de crédito de la Tarjeta, con un mínimo de 30 €.

Debes tener en cuenta que en ambas modalidades de pago las cantidades aplazadas generan intereses día a día desde la fecha de la operación hasta el momento de su pago, a un tipo nominal anual (TIN) del 19,50%, resultando una TAE para el primer año de Tarjeta del 21,34% de acuerdo con el ejemplo que figura a continuación. En caso de que se cobre la comisión máxima de mantenimiento de la Tarjeta, esta TAE puede alcanzar el 34,24 % el segundo año y sucesivos.

A continuación, te facilitamos un ejemplo representativo del cálculo de la TAE para el primer año que ha sido calculado considerando que las partes cumplirán las obligaciones y plazos acordados contractualmente, y que la deuda se abonaría en el plazo de 4 años, mediante el pago de 48 cuotas mensuales calculadas mediante el sistema de amortización de cuota constante:

En el supuesto de que el límite de crédito fuese de 1.500 €, teniendo en cuenta que hubieses dispuesto en su totalidad del mismo de forma inmediata en compras en establecimientos durante un período mensual y el tipo deudor indicado, la cuota mensual que se cargaría en su cuenta sería de 45,25 €, resultando que al final de los 4 años habrías abonado un total de 2.172,00 €.

Igualmente, te facilitamos varios ejemplos representativos de un crédito revolving según se opte por los límites mínimos y máximos que te hemos indicado anteriormente.

Debes tener en cuenta que los ejemplos han sido calculados sobre la premisa de un límite de crédito de 1.500 €, del que se dispone en su totalidad el primer día del mes, sin que se produzcan nuevas disposiciones con la Tarjeta hasta la completa amortización, aplicando el TIN referido anteriormente:

  • Modalidad de pago aplazado Revolving cuota fija al mínimo del 4% del límite de crédito: Se amortizaría en un periodo de 33 mensualidades, abonando un total de 440,49 € de intereses, siendo el importe total del crédito a abonar 1.990,49 €.
  • Modalidad de pago aplazado Revolving cuota fija al máximo del 25% del límite de crédito: Se amortizaría en un periodo de 5 mensualidades, abonando un total de 63,97 € de intereses, siendo el importe total del crédito a abonar 1.563,97 €.
  • Modalidad de pago aplazado Revolving del 3% del límite dispuesto (mínimo): Se amortizaría en un periodo de 78 mensualidades, abonando un total de 1.042,88 € de intereses, siendo el importe total del crédito a abonar 2.542,88 €.
  • Modalidad de pago aplazado Revolving del 50% del límite dispuesto (máximo): Se amortizaría en un periodo de 7 mensualidades, abonando un total de 49,85 € de intereses, siendo el importe total del crédito a abonar 1.549,85 €.

Además, debes tener en cuenta que la cantidad que pagues mensualmente se destinará en primer lugar a pagar los intereses, comisiones y gastos que se hubiesen generado y, en último lugar, a amortizar el capital. Por ello te recomendamos que siempre optes por una cuota fija o un porcentaje del saldo dispuesto lo más alto posible dentro de los límites que te concedemos, para evitar que la deuda se perpetúe en el tiempo y se generen una mayor cantidad de intereses a los que debas hacer frente.

Es importante que sepas, además, que los pagos realizados no producen una amortización del capital del importe total del crédito, sino que restituyen el capital disponible de acuerdo al límite establecido, sin que se prevea garantía de reembolso del importe total del crédito que haya dispuesto en virtud del contrato.

A continuación te facilitamos información que es importante que conozcas sobre esta modalidad de pago revolving de manera que puedas consultar la misma para comprobar que se ajusta a tus necesidades.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el crédito Revolving?
El crédito revolving, es un crédito diferenciado del crédito general al consumo pues responde a características y funciones distintas. Su finalidad no es tanto facilitarte la adquisición de un determinado bien o servicio, mediante el pago de cuotas regulares durante un periodo de tiempo fijo (plazos), sino la de posibilitarte una línea de crédito (rápida, flexible y renovable) que te permita tanto el pago de bienes y servicios en general como la obtención de liquidez o dinero que necesites.

El crédito revolving, dadas sus características y régimen, responde a un sector del mercado del crédito personal propio y diferenciado, más amplio y general del crédito al consumo (y, por extensión, de las tarjetas de crédito denominadas "fin de mes" o "de pago aplazado").

En este contexto, debes tener en cuenta las siguientes advertencias, recomendaciones y consejos.

Alerta o advertencia. Como te hemos indicado, el crédito revolving, por su configuración y función, responde a un "específico sector" del mercado de crédito al consumo. Ten en cuenta que, en este específico sector del mercado, conforme a las estadísticas del Banco de España, el crédito revolving presenta un tipo de interés medio (importe o precio) superior al tipo medio de los créditos al consumo (por ejemplo, el de los préstamos).

Recomendación. Esta comparativa del tipo de interés medio del crédito revolving también te sirve para valorar otras posibles vías de financiación.

Consejo. Antes de contratar tu crédito, y cada vez que lo utilices, considera la finalidad o función que te va a reportar (para qué lo solicitas). El crédito revolving, aunque te puede servir para la adquisición de concretos productos o servicios de consumo, te permite obtener una determinada línea de crédito que pueda complementar, si lo necesitas, tu liquidez para el pago de tus gastos y el cumplimiento de tus compromisos.
¿Cómo funciona?
Frente a la rigidez del préstamo, como crédito al consumo tradicional, en donde el total del importe del crédito concedido más sus respectivos intereses se pagan de modo aplazado pero fijo mediante un solo pago o mediante varias cuotas periódicas iguales, el crédito revolving presenta la ventaja de su flexibilidad, es decir, la capacidad de renovarse y adaptarse a tus necesidades. Esto se consigue porque con este contrato también obtienes una "línea de crédito" en la que solo pagas la cuantía que realmente has dispuesto, de forma que el crédito dispuesto y pagado (a través de tus cuotas o recibos) pasa, de forma automática, a reponer o formar parte del nuevo crédito disponible; por lo que la línea de crédito permanece "abierta" de un modo secuencial. De ahí su nombre de crédito revolving o "renovable" pues basta su mera disposición y posterior pago para que se renueve la línea de crédito de forma automática. Además, este tipo de crédito permite la ampliación del límite inicialmente concedido, siempre que la entidad lo autorice previo análisis de solvencia, con lo que aumenta su flexibilidad.

Recomendación. Evita la prolongación excesiva de cualquier crédito porque puede resultar un factor de riesgo innecesario.

El crédito de revolving no solo es flexible, sino que también tiene la ventaja de ser adaptable a tus intereses y necesidades. En efecto, la forma de pago de tu crédito revolving se suele realizar a través de cuotas mensuales. El importe inicial de dichas cuotas, conforme a las ofertas de las entidades, no es fijo pues puede variar en función de la disposición real que hagas de tu línea de crédito (la cuantía que sea objeto de disposición: saldo pendiente). Podrás elegir el importe de la cuota mensual con la que amortizarás tu crédito revolving, en función de tus necesidades. Podrás variar el importe mensual de la cuota en cualquier momento a lo largo de la vida del crédito, si lo consideras necesario, respetando siempre la cuota mínima de devolución mensual establecida por la entidad para evitar una duración excesiva de tu crédito y lograr que amortices capital.

Consulta el tipo de interés y la TAE en el contrato.

Ten en cuenta que el posible incremento del saldo pendiente (lo que debes), respecto del inicialmente previsto en la concesión de tu crédito, se puede producir por varios supuestos, entre otros:

1) Porque continúes disponiendo del crédito que repones con las cuotas pagadas.
2) Porque solicitas una ampliación del crédito y, una vez concedida esta, haces uso de la misma.
3) Porque impagues cuotas que se van acumulando a las que ya debes.

Consejo. Como pasa con cualquier crédito, ten en cuenta que la previsión inicial de las cuotas mensuales bajas o de poco importe, comporta que el plazo de amortización del crédito (mensualidades para pagar el crédito) sea mayor y pagues más intereses. Por el contrario, si las cuotas son de un mayor importe, el plazo de devolución es menor. Además, si realizas pagos (abonos) por encima de las cuotas inicialmente previstas (reembolsos anticipados), puedes reducir el plazo de amortización del crédito o el importe de las cuotas pendientes. Estos supuestos representan que te has apartado de la previsión inicial de tu crédito, con lo que la cuantía del mismo y sus cuotas también pueden ser objeto de variación.
¿Cómo se concede?
Debes tener en cuenta que la concesión de este crédito no es automática por su mera solicitud sino que está sujeta a un previo marco de evaluación, a lo largo de toda la relación contractual, que responde a las siguientes características.
  • La aplicación de modernos y actualizados procedimientos internos de evaluación de la solvencia del cliente (de su situación patrimonial y recursos económicos). Ten en cuenta que estos procedimientos se rigen por los principios de igualdad de trato (o de no discriminación de los clientes), de proporcionalidad y razonabilidad de los criterios de evaluación y de comunicación al cliente; todo ello, de conformidad con lo que se contiene en las Ordenes Ministeriales que regula la transparencia en los créditos revolving (Orden EHA /2899/2011 y Orden ETD/699/2020).
  • Para la correcta evaluación, aparte de la documentación e información requerida al cliente, las entidades pueden utilizar sus bases tecnológicas de tratamiento de la información, así como la consulta de otras fuentes de datos de acceso público (historial crediticio, ficheros y registros públicos, etc.); todo ello, con pleno respeto a la normativa de protección de datos personales.
  • Para evitar que se produzca un sobrendeudamiento, las entidades deben evaluar, para la concesión del crédito, si el cliente dispone de capacidad económica suficiente para satisfacer sus obligaciones a lo largo de la vida de la operación.
  • Para la valoración de la capacidad económica del cliente se utilizarán ejemplos de amortización sobre cuotas calculadas en doce plazos mensuales iguales con arreglo al sistema de amortización de cuota constante.
  • La evaluación resultante es, en todo caso, personal de cada cliente; por lo que responderá confidencialmente a las concretas circunstancias de su situación económica y financiera.
Consejo. (1) Piensa que un crédito responsable comienza con tu solicitud; por lo que debes tener en cuenta tanto la naturaleza de este tipo de crédito (para qué sirve) como el esfuerzo económico que puedes realizar para la devolución periódica del importe solicitado, ya que este producto es más caro que el préstamo tradicional. (2) Con relación a lo anterior, para que tu decisión sea la correcta, como cliente puedes solicitar otras alternativas o tipos de crédito que haya a tu disposición. Tú decides. (3) Con carácter general, te aconsejamos amortices el crédito lo más rápido que puedas.
¿Qué son el TIN y la TAE?
El TIN o tipo deudor es el interés que la entidad te cobra mensualmente por el crédito dispuesto. Dicho interés es nominal (el inicialmente previsto en el contrato), por lo que no incluye comisión o gasto alguno del contrato o de su ejecución. En consecuencia, el TIN es menor que la TAE, pero tu entidad te debe informar, igualmente, de dicho índice en la oferta que te realice y en la información precontractual.

La TAE es la principal referencia del coste real de tu crédito, tu dato básico para poder comparar las distintas ofertas pues, conforme a un cálculo o fórmula común (que utilizan todas las entidades), te indica en términos porcentuales el coste total que vas a pagar sobre una base anual por disfrutar del crédito (por ejemplo, el 19% o el 20%). A su vez, es la referencia más completa porque incluye, también, el coste de las comisiones y gastos necesarios para la concesión del crédito. Por todo esto, la TAE es un dato fundamental del que te informamos, de forma destacada y ejemplificada, tanto en la oferta que te realizamos (en la información precontractual (INE)) como en el contrato.
Lleva a cabo una Simulación de tu crédito revolving
En el siguiente link te facilitamos el acceso a un simulador elaborado por el Banco de España que te permitirá conocer mejor el funcionamiento de este tipo de crédito y, sobre todo, las cantidades de pago y plazo de amortización para un crédito revolving.

https://app.bde.es/asb_www/es/vencimiento.html#/principalVencimiento

Para saber más